LA COMUNICACIÓN CON TU EQUIPO DE TRABAJO

 

Cuando se quiere construir un equipo unido, se tiende a intentar evitar ciertos aspectos que pueden llevar a generar conflictos. Pero a veces, el miedo a evitar conflictos también puede llevar a no crecer.

 

Hay ciertos aspectos que es muy interesante intentar evitar y que el autor del libro “The five dysfunctions of a Team”, Patrick Lencioni, nos presenta.

 

Todo miembro de un equipo de trabajo debería tener el grado de confianza necesario con sus compañeros como para poder admitir sin ningún tipo de rubor o miedo que TODOS tenemos ciertas limitaciones para según que cosas. Pedir perdón cuando somos conscientes de que hemos fallado o pedir ayuda y/o consejo. Esto se consigue cuando se crean grupos con un alto grado de confianza mutua.

 

 Cuando un equipo discute ciertos aspectos del negocio se crea una tensión muy buena de cara a trabajar para producir los resultados adecuados. A veces, de un modo que roza la obsesión, se tiende a no hacer partícipe al grupo de ciertos temas por miedo a provocar un conflicto, sin darse cuenta de que quizás eso sea necesario para sacar lo mejor de cada miembro del grupo y mejorar. Evitar el conflicto lleva a la mediocridad. Si todos somos consciente que el objetivo final es producir, el conflicto es bien entendido.

 

 Cuando un líder toma una decisión después de haber escuchado lo que su equipo tiene que decir respecto al tema a tratar, dicha decisión será mucho mejor entendida ya que sentirán que se les ha escuchado y que han formado parte del razonamiento final. Tomar decisiones de forma unilateral lleva al malentendido y a la falta de compromiso si ese equipo no entiende el motivo de dicha decisión y siente que no cuentan con él para la toma de decisiones.

 

 La mejor manera de fomentar la responsabilidad es a pares. Cuando una pareja tiene la presión de producir es más efectivo que ir uno a uno a ver al líder del grupo y quejarse de manera anónima del trabajo del otro. Así vas a perder tiempo como líder para tener que ir apagando fuegos. Los miembros de un buen equipo pueden confrontar sus ideas i opiniones entre ellos de modo natural cuando ven que algo no acaba de funcionar.

 

 Una disfunción importante también viene dada cuando los miembros de un grupo están más enfocados en sus propias metas personales que no en la meta global de todo el grupo. Todos deben enfocarse en la meta general y no centrarse en su área particular fomentando la típica guerra de egos. Un gran equipo cesará en anteponer sus necesidades individuales ante la meta colectiva.

 

Esto es todo por hoy, recuerda que puedes encontrarnos también en nuestra , y acuerdate de compartir el blog con quien desees. De este modo dignificamos nuestra indústria.

 

Hasta pronto

 

 

BIENVENIDOS A

OUR DESTINY NETWORK

Apúntate al Mini Curso GRATUITO sobre la Indústria de la Venta Directa y recibe las novedades de ODN